La radiación que protege los alimentos

 
Las tecnologías de radiación no solo salvan la vida de la gente, sino que conservan literalmente los alimentos del ser humano. El deterioro de la comida debido a los efectos biológicos adversos es un serio problema de la humanidad.

 

blog-alimentacion
Fuente:TASS / Yevgeny Kurskov

Hoy en día una de cada ocho personas sufre desnutrición en el mundo. La situación se agrava debido a que las pérdidas anuales en la agricultura de todo el mundo alcanzan el 25 % de la cosecha total de grano, el 40 % de la cosecha total de patatas y el 30 % de los productos cárnicos.

Las razones de estas pérdidas son la destrucción de los productos por parte de insectos, el deterioro bacteriano durante la conservación y el transporte o la germinación prematura. La comida en mal estado puede provocar verdaderas epidemias. El envenenamiento por toxinas alimentarias afecta cada año a más de 600 millones de personas en todo el mundo. En 2015 fallecieron 420.000 personas por envenenamiento con productos en mal estado, 125.000 de ellos niños. En Bolivia cada año cientos de miles de toneladas de productos que con los que se podría alimentar a mucha gente se desaprovechan debido a la mala conservación y a la exposición a los insectos.

Hace tiempo que los científicos son conscientes de que el procesamiento de los productos agrícolas con isótopos incrementa considerablemente la cosecha y evita que esta se eche a perder.

“El método de esterilización por radiación de los alimentos, que lleva tiempo utilizándose en los países desarrollados, puede garantizar una cosecha rica incluso en condiciones de sequía. Además, los productos obtenidos de cultivos agrícolas procesados con radiación gamma son absolutamente inocuos para el ser humano”, señala el experto independiente Alexander Uvárov.

Las tecnologías de esterilización basada en isótopos llevan décadas utilizándose en todo el mundo. Los objetos irradiados, incluidos los alimentos, no se vuelven radioactivos y pueden consumirse justo después de ser procesados.

Generalmente, se suele irradiar productos de origen vegetal, como el trigo, las especies, las hierbas secas, las patatas y otros tubérculos. Tras ser procesados, los productos se conservan durante mucho tiempo y no se echan a perder.

En su momento, en Uruguay se llevaron a cabo unas pruebas de procesamiento basado en isótopos de patatas que dieron unos muy buenos resultados. Por ejemplo, un equipo de procesamiento por radiación de alimentos en las condiciones locales es rentable si procesa 25.000 toneladas de patata y 5000 toneladas de ajo al año. En Italia se utiliza desde hace tiempo un equipo de radiación de patatas y cebollas. Los representantes del sector nuclear ruso ofrecen productos de procesamiento con isótopos para este tipo de equipos a varios clientes de muchas partes del mundo, como Estados Unidos, Europa y Latinoamérica.

Los astronautas estadounidenses que viven en la Estación Espacial Internacional consumen alimentos esterilizados con tecnologías de radiación. Esto se debe a que los alimentos, una vez procesados, se conservan durante mucho tiempo y no pierden el sabor.

“Los productos, sobre todo el café, el arroz, las patatas o el maíz, entre otros, requieren ser procesados obligatoriamente, porque durante su recolección y su embalaje, el efecto de las bacterias perjudiciales y hongos es colosal”, comenta Alexéi Chasovskij, director del laboratorio de la sección de tecnologías y equipos de radiación del Instituto de Física Técnica y Automatización.

“Las tecnologías de esterilización con el uso de isótopos son especialmente necesarias en el sector agrícola de Bolivia, en el que se observan picos muy pronunciados de los precios”, comenta el experto. Los principales productos agrícolas de Bolivia son el café, la coca, el algodón, el maíz, la caña de azúcar, el arroz y la patata.

El café, el cacao, los cultivos técnicos, la recolección de cítricos, plátanos, la quinoa y el caucho de Bolivia son artículos muy importantes de la exportación del país. En la orilla sur del río Beni se cría ganado bovino cuya carne se envía a Perú y a Chile. La cantidad anual de los principales productos de exportación podría incrementarse considerablemente si se utilizan las tecnologías de radiación durante su conservación y su transporte.

Chasovskij recuerda que no solo los países desarrollados consideran que la tecnología de la esterilización por radiación es absolutamente segura, sino también la Organización Mundial de la Salud, el Organismo Internacional de Energía Atómica y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura.

https://es.rbth.com/technologias/energia/2016/10/27/la-radiacion-que-protege-los-alimentos_642793